ECHEVERÍA

Características de la Echevería

Las suculentas son muy populares porque son estilizadas y necesitan poco riego. La Echevería es una de las más populares por el crecimiento de sus hojas desde un punto central, llamado Rosette, dándole a la planta un parecido a la rosa.

La familia de la Echevería brinda una variedad de colores y texturas a tus espacios internos y externos. Las especies clásicas son azuladas y grises o verdosas. Si buscas también puedes conseguir moradas, variedades variegadas, entre otros colores. La gran mayoría son de crecimiento lento.

En el interior, las echeverías son perfectas para decorar ventanas, escritorios y mesas. No puedes equivocarte si las escoges para paredes vivientes y otros proyectos que puedes realizar en casa. Para el exterior, puedes utilizarlas en jardines, proyectos de paisajismo y más. Como son tan tolerantes a la sequía, puedes tenerlas y olvidarte de ellas por un tiempo (solo por un tiempo).


Instrucciones para el crecimiento de la Echevería

IMG_1382.jpg

La Echevería tiene la reputación de fácil cuidado y mantenimiento, y es cierto si está expuesta a las condiciones correctas. Lo primero que debes saber sobre ellas es que necesitan mucha luz—el lugar más brillante que tengas en el interior de tu espacio. Desafortunadamente, la Echevería, como otras suculentas, no les va bien en lugares con luz baja. En el exterior, ellas aprecian la luz del sol durante el día o un espacio con los rayos de la mañana o de la tarde.

Estas plantas con textura necesitan poco agua, sin importar si la tiene en el interior o exterior de tu casa. Riega cuando las primeras pulgadas de tierra se sientan secas al tacto. Esto varia según ciertos factores, como la luz, temperatura, niveles de humedad, tipo de suelo o tierra, el tamaño del tarro, entre otros.

Como requieren poco riego son plantas que crecen muy lento, por eso no necesitan mucho de fertilizantes. Si quieres hacerlo, puedes utilizar cualquier producto con ese fin. Asegúrate de seguir las instrucciones y de no exceder la recomendación del empaque.

Las Echeverías no necesitan poda, excepto cuando se necesite remover las hojas muertas. (Solo florecen en situaciones de luz alta, si la mantienes en el interior y no les da mucha luz pueden no florecer).

 

Nota: Estas suculentas no son para el consumo humano o animal.


Untitled-5-01.jpg