¿Por qué queremos tanto a la Aglaonema verde?

IMG_1589.jpg

La aglaonema verde es una de las mejores plantas para los principiantes, o para aquellos que tienen una vida muy ocupada. Es una planta muy fácil de crecer y mantener, y además tolera casi cualquier condición de interior. No solo es una planta muy resistente si no que también es una de las más bellas.

Algunas variedades tienen hojas verdes, perfectamente atractivas, con un diseño plateado.

Cuando la aglaonema está joven, tiene el tamaño perfecto para colocarse en escritorios y mesas. Es una planta de crecimiento lento, así que puede disfrutarse sin preocupaciones de que pueda desbordar con su follaje.

Las que son un poco más maduras, quedan muy bien para decorar espacios o esquinas en el piso.

 La aglaonema verde puede crecer casi en cualquier espacio de tu hogar, tolera luz baja, pero también crece en lugares con luz brillante. No necesita de luz natural para desarrollarse, le va muy bien con la luz artificial.

Con respecto al riego es muy sencillo; se puede regar regularmente, manteniendo el suelo húmedo de forma homogénea, aplicando agua cada dos semanas. Aunque no necesita fertilizantes, crece mejor si se fertiliza una o dos veces por año.

IMG_1578.jpg
Costa Farms Landscape